Evita la fuga energética en los baños

De acuerdo con el Feng Shui, el espacio del baño dentro de nuestras casas y negocios debe cuidarse ya que es un lugar de fuga energética marcado por el exceso de agua y frialdad; por ello es importante evitar la sensación de humedad y la falta de luz natural.

Según las reglas de este arte ancestral se recomienda no ubicar un baño delante de la puerta de entrada de la vivienda por el mal Chi que provoca y para no impedir el flujo de energía. Tampoco se debe tener cerca de la cocina. Para contrarrestar su mala influencia, se recomienda que estos no deben ser de diseños muy grandes y siempre deben mantenerse con la puerta cerrada. Además, estas puertas nunca deben mirar directamente a otra puerta, enfrente de alguna cama ni de a la mesa del comedor.

La decoración en esta estancia de la casa debe ser ordenada y limpia. Se debe procurar  no colocar cosas rotas o viejas porque no permiten el flujo de energía positiva; y si se tiene una planta pequeña, como es el caso del baño ubicado en el norte, evitar que se marchite porque retiene energía negativa. También es importante comprobar que los desagües no estén atascados. El agua debe circular libremente, pues cuando está estancada es una fuente de bacterias y además perjudica la energía que envuelve la casa.

La cura general para proteger la energía del baño es colocar cuatro espejos biselados que queden uno en cada pared, a la altura del techo y que cada espejo quede mirando al espejo que se encuentra en frente.