Encuentra el amor de pareja en tu vida

Para encontrar el amor de pareja primero debemos tomar conciencia de que es lo nos acerca y al mismo tiempo nos aleja del amor. La pareja es una unidad que viene a construir o crear vínculos.

Una pareja se establece para evolucionar en diferentes aspectos o niveles de vida, cuando esto ya no es posible estalla la crisis para corregir el rumbo o efectuar los cambios necesarios para seguir el camino del desarrollo. Algunos logran efectuar estos cambios, otros comenzaran nuevamente en otra relación. Para comenzar una nueva relación se requiere cerrar en armonía con la relación anterior, saber lo que no se quiso o no se pudo aprender en la relación de lo contrario vuelven los mismos problemas o se hace mas difícil empezar una nueva relación.

Debemos tener en cuenta que cuando formamos una relación con otra persona se establece una conexión  y ambas personas comienzan a corresponderse al mismo tiempo. Después de una separación o ruptura, así estén en lugares diferentes o con otra pareja estas vibraciones siguen estando presente. Si se genera una mala intención hacia esta persona por una herida no sanada en la relación, su vibración hará que esta otra te devuelva de la misma manera o algo parecido.

 

Para que una relación sea estable es importante que en la pareja el amor sea incondicional, sin expectativas hacia el otro, sin oportunismo, disfrutar de la posibilidad de Dar, ser útil a la pareja, ser agradecido porque se te permite Recibir del otro y eso permite que mejores tu mismo, mantener este intercambio del Dar y recibir mutuamente, sin juicio, critica. Aceptar y admirar el compañero (a), para poder compartir plenamente y sinceramente y así lograr consentirse en una sola realidad.

Uno es responsable de su propia felicidad y no la del de el otro : es feliz solo y aún mas feliz, gracias al compartir en pareja. Todo de lo que estamos plenos podemos conllevarlo a la pareja.

Todo esto es posible cuando ambos han aprendido a amar su propia realidad individual.

La búsqueda del amor y de cualquier otra cosa comienza por uno mismo y somos nosotros mismos quienes nos separamos o nos acercamos a este.

Cuando reconocemos nuestras historias de familia, con sus dos polaridades , valoramos nuestros dones , la vida que nos ha dado nuestros padres y seamos agradecidos a todo lo que ha hecho posible nuestra individualidad, reconociéndose uno mismo con sus virtudes y sombras, y nos respetarnos a nosotros mismos , la pareja, los amigos y así todos los que nos rodean dejan ser un espejo donde reflejamos nuestros miedos, vacíos, sombras y mas bien compartimos con los demás lo mejor de nosotros mismos.

El ser humano busca amar, ser amado y compartir. Solo cuando se logra amar a si mismo se consigue la felicidad plena y a partir de ahí descubre que todo depende de uno y no de la actitud de los demás o de lo que ocurre en el exterior y a partir de ese estado de plenitud logra compartir con la pareja en armonía , gratitud y felicidad el camino de la vida. @gpaladinob publicado también para la revista  SpnanisInfluential