De donde se viene

Para saber dónde nos encontramos en este Presente es fundamental conocer de dónde venimos hasta este preciso instante que estás leyendo esta nota.

El saber y reconocer tu origen es la base del respeto hacia nosotros mismos y solo cuando logremos esto, podemos volver a mirar a los demás con otra visión y reconocerles su historia.

La intolerancia, la xenofobia y las divisiones se originan porque no nos damos la oportunidad de conocer el origen del otro o cuando el “Ego” nos dice que nuestro origen es el mejor o cree saberlo todo sobre nosotros mismos y el otro y así terminamos juzgando, separándonos (el bueno y el malo) o pretender cambiar a los demás.

El Ser buscara la manera de voltear la mirada hacia los hechos que forman parte de uno que non se ha querido reconocer.

Que forma parte de mí:

El país de nacimiento, el país en donde se vive, los lugares donde se ha vivido, el idioma o los idiomas que se hablan, la cultura generacional, la educación recibida, la información de los medios de comunicación, los grupos a que se pertenece o formabas parte (política, secta, asociaciones) la religión de nosotros, de nuestros padres y ancestros.

También forma parte de uno las ex parejas, la pareja actual y su familia, los amigos, los trabajos y todos lo que nos interconecta al otro. De tal manera que nos vamos dando cuenta que hay un enlace hacia algo más remoto desde donde todos venimos.

 

Es importante revisar que evento o que parte de ti, estas rechazando o no te has atrevido aceptar por ser muy dolorosa o triste. La vida siempre te pondrá de frente a estos eventos una y otra vez por ejemplo a través de una pareja (como espejo de ti mismo) para que termines de aceptarlo como tuyo y superarlo.

Algunos casos de familia permanecen bajo historias secretas que no se cuentan o al mencionarlos pueden ser muy dolorosos. Parte de estos patrones se repiten (inconscientemente) en los sistemas familiares por varias generaciones.

Estos eventos que forman parte del pasado, los cuales hay que aceptar, reconocer de tal manera que nuestra mirada siempre sea desde el presente hacia adelante.

Solo cuando logremos llevar estas situaciones a nuestra conciencia presente es que podemos elegir el camino que nos lleva a seguir adelante a nuestra realización propia. @gpaladinob publicado también para la revista SpanishInfluential