Cómo enfocarnos en nuestros planes

Cuando queremos enfocarnos es porque probablemente estamos en el lado opuesto, es decir desenfocados. Debemos analizar primero que está sucediendo que nos desorienta y así lograr conectarnos con el proyecto que deseamos realizar. Recordemos que como propósito pueden ser muchas cosas tanto materiales, personales o espirituales.

El foco tiene que salir desde nosotros, desde nuestro centro e ir hacia nuestro objetivo. Podemos hacernos las siguientes preguntas para saber en dónde estamos parados y que hace que perdamos nuestro foco.

¿Qué hace que esa luz se disperse?

¿Por qué estamos mirando en diferentes direcciones?

¿Que nos distrae de ese proyecto?

¿Porqué miro a un lado u otro?

¿Porqué estoy mirando hacia atrás o hacia adelante?

Nos desenfocamos porque no queremos afrontar lo que nos toca. Tenemos un sueño, lo vemos lejos porque tenemos que tomar decisiones trascendentales. Muchas de estas medidas son cierre de ciclos, cosas que ya se vencieron y que debo dejar atrás u organizar y priorizar algunas tareas de mi vida, tener disciplina.

 

Nos salimos del camino por estar sumergidos en nuetra área de comodidad. Estamos recibiendo un dinero que nos alcanza justo para lo necesario, no queremos esforzarnos en lo nuevo y nos alejamos de nuestro sueño, decimos: vamos a dejarlo para después hasta que llega una crisis y esta llega justamente para que una vez por todas hagamos los cambios necesarios para conectarnos con nuestros proyectos. Esta situación difícil nos llega como tarea dura para volver a reconectarnos con nuestro camino y proyecto. Pensar en el pasado o en el futuro nos saca de nuestros objetivos.

Si siempre estamos enfocados en nosotros, en nuestro centro, podemos tener la capacidad de elegir acorde a lo que deseamos y así dedicarnos a solucionar cualquier obstáculo p problema que se nos presente.

Estar orientados es tener los sentidos, la percepción, los pensamientos, las emociones y conductas alineados con el objetivo que vamos a cumplir y así ver la realidad de todas las cosas. Al tener claro nuestros pensamientos, podemos generar una emoción de alegría o de gratitud, la emoción positiva nos lleva a concretar nuestro objetivo. Si esos pensamientos van alineados a las emociones logramos esos objetivos. Si la emoción es negativa, el objetivo fracasa.

Enfocarse en el presente nos permite mantener la motivación y vivir el aquí y ahora

Realizar un proyecto también significa soltar los miedos y soltar muchas limitaciones. Es un reto.

Foco significa una luz que va en una sola dirección. Enfocarnos es mandar una luz a una sola dirección, mirar ese objetivo e ir hacia delante a la conquista del objetivo. By @gpaladinob publicado también para la revista SpanishInFluential