Altar de los ancestros

La filosofía del Feng Shui aconseja honrar con disponibilidad y amor a aquellos quienes nos antecedieron, porque representan las raíces de lo que somos. Los ancestros se ubican en la coordenada Noroeste, ahí podemos crear un rincón de agradecimiento a ellos.

Esta área simboliza nuestra conexión con Dios, con quienes fallecieron; es el lugar más sagrado de la casa o negocio. También es la coordenada de la figura de autoridad: el padre, jefe o alguien que proporcione guía como un ser espiritual o maestro.

Para crear el altar a los ancestros, es necesario buscar una fotografía de la o las personas a quien se les quiere honrar y ponerla en un portarretrato plateado o dorado, correspondiente a la energía del elemento metal; luego se debe colocar  una vela de color blanco con una oración de agradecimiento, pidiendo la protección de aquellas personas que ya no están. También es importante conseguir conos de incienso, éstos pueden ser de sándalo, ya que purifica y eleva a estas entidades. Es positivo agregar flores blancas.

Dentro de este mismo altar se puede poner un recipiente de vidrio. Se recomienda llenarlo con cuarzos y monedas chinas para activar la prosperidad. Colócale crisantemos (cuando se empiecen a marchitar hay que cambiarlas) como acto de honra. Si tienes una petición, en un cofre de metal coloca monedas, en un papel blanco escribe la petitoria y tapa consagrando, pidiendo a tus ancestros que muevan los hilos conductores para que se realice esa solicitud. Puedes ubicar también el Árbol genealógico. Los más adecuados son los elaborados en especie de pequeños portarretratos en forma de las hojas del árbol. Busca aquellos hechos en aluminio, plata o bronce para activar la coordenada Noroeste. También se recomienda colocar la Flor de Loto de cristal para activar el amor que renace eternamente en la familia.